6aef680a-283d-4fab-4135-2c50b09df747

El hotel Duques de Najera está situado en pleno Camino de Santiago en la provincia de La Rioja siendo la etapa Logroño-Najera 31 kilómetros con parada en Navarrete

El Camino de Santiago Francés y las rutas francesas del Camino de Santiago han sido declarados por la Unesco Patrimonio de la Humanidad en 1993 y 1998 respectivamente. También el Consejo de Europa le ha otorgado el título de Itinerario Cultural Europeo y el honorífico de Calle Mayor de Europa

Para entender las peregrinaciones medievales a Santiago de Compostela, debemos partir de la tradición que habla de la labor evangelizadora que el apóstol Santiago realizó en tierras de la Hispania romana.

El Camino que une Saint Jean de Pied de Port (Donibane Garazi) con Santiago de Compostela es el eje más importante y popular de las peregrinaciones jacobeas.

La indumentaria típica del peregrino es el Bordón o bastón con la punta de hierro, que ha de servir de apoyo en los tramos y puertos difíciles del camino y también como defensa contra las alimañas, que podían inquietar con su acoso al peregrino.

Calabaza hueca, a modo de recipiente que contenga algún líquido para poder mitigar la sed del caminante; generalmente, se simboliza atada al bordón.

La Concha, pertenece a los peregrinos que ya han llegado a Compostela y que caminan de regreso a sus lugares de origen. Esta concha se la conoce vulgarmente como “venera”. El simbolismo de la concha representa, para el peregrino jacobeo, la generosidad que debía acompañarle el resto de su vida, como virtud adquirida por su peregrinación a Compostela.

El hotel Duques de Najera está situado en pleno Camino Santiago no debiendo desviarse para nada de su señalizacion. Una parte importante del Camino es la hospitalidad, que se desarrolla de una forma organizada en un segundo momento, aunque desde el inicio estaría presente de una forma espontánea en la acogida sencilla que los peregrinos encontraban en casas particulares, monasterios e iglesias situadas a lo largo de la Ruta.

Pero es a partir del siglo XI cuando se va creando toda una serie de lugares de acogida en los monasterios y en los hospitales que surgen en los principales núcleos de población por iniciativa de los Obispos, catedrales o cofradías de diverso tipo que van creando las bases de lo que ahora conocemos como hospitalidad tradicional del Camino de Santiago